viernes, 8 de abril de 2011

Sueño (I)

asesinatos dulces como nieve
[...]
en sombra o en incendio construido
boca sedienta de suicidios

nadie cuida no ya de los que han muerto
nadie cura del triste que en su cripta
borda el camino hacia algún dios antiguo
ni las sombras siquiera
de mármol blanco que soñamos vivas

Eduardo Haro Ibars, Cenizas o algo tierno.


Columnas que arden
vestidos rojos bosques sin copa
que aparecen de vigilia como aviso
con su fuego azul como la lluvia.

2 comentarios: