jueves, 30 de septiembre de 2010

Américas



Tocábamos porque el océano es grande y da miedo,tocábamos para que la gente no notara el paso del tiempo, y se olvidara de dónde estaba, y de quién era. Tocábamos para hacer que bailaran, porque si bailas no puedes morir, y te sientes Dios. Tocábamos ragtime, porque es la música con la que Dios baila cuando nadie lo ve.
Con la que Dios bailaría si fuera negro.

Alessandro Barico, Novecento.


Grité y mi voz salió desde otras cuerdas. 
Grité, 
y descubrí notas más allá de las escritas.

miércoles, 22 de septiembre de 2010

Envés

Viví tan cerca del dolor y la nada
que olvidé recortar sus márgenes.

Cuento las hojas que caen de los árboles,
cubro mi lecho con sus nervios.

domingo, 12 de septiembre de 2010

White bike


Un charco de sal en el cuadro de la bicicleta.
Como un poema de Eduardo,
o una luz de insomnio.

Se quiebra el manillar con el peso,
el impulso da paso a la huida
mientras te miran los extraños.

miércoles, 8 de septiembre de 2010

Telemarketing


Plastifico mi garganta tras un amplificador sonoro.
Amígdalas que se inflaman de calefacción.

Sobre mi oído, un ventanal alambrado.
Tras el hambre, el odio y la vergüenza
un mundo que se ahoga en la ansiedad.
Agoniza a cada minuto tras el cable.
Más consciente con la vejez,
más hiriente con el dinero.

Se muere y me lleva tras él con sus gritos,
corta mis cuerdas dejándome sin voz.