jueves, 2 de diciembre de 2010

Caninos

Te morderé.
Masticaré cada trozo de tu cuerpo
saboreándolo entre mis dientes,
como una manzana.
Romperé con mis mandíbulas
tus tuétanos
para poder tragarlos.
Incluso tu pelo, 
tus ojos, tus uñas
me rellenarán.

Si mueres,
engulliré tu cadáver 
como una golosina o fruta.
Así podrán enterrarme
contigo,
en mi estómago.

5 comentarios: