miércoles, 24 de noviembre de 2010

Infinitive








Cortarse el pelo como método de huida.
Amar tijeras, besar sus hojas.
Volver a Noviembre y morderse los labios.

Despertar con las manos vacías y la garganta apagada.
Tender al infinito.

8 comentarios:

  1. Resoluciones y brillos de metal.
    Así me gusta
    :)

    ResponderEliminar
  2. Noviembre me asusta. Mi cambio no va a ser el corte, sino el color. Tengo ganas de cometer la locura de teñirme de rojo sabiendo que nunca jamás se me quitarán los absurdos brillitos cobrizos :P

    Espero que controles bien el infinito =)

    Liz

    PD: me gustan tus chapines rojos!

    ResponderEliminar
  3. noviembre, aceptar el reto y prepararse para el cambio: de look, de camino, de estación...
    (te merendaré con té algún domingo)

    ResponderEliminar
  4. venga ya, tía.
    tanto miedo y tanta mierda...!

    ResponderEliminar
  5. Es que hay demasiados exámenes y trabajos!

    ResponderEliminar
  6. ¿Quién no ha cogido las tijeras alguna vez y ha cortado los mechones del pasado?

    ResponderEliminar