lunes, 4 de octubre de 2010

Escatófago



Prepárate Nafa Ahora Mira Tu cuello se desangra
en arterias verdes Mis uñas te destrozan Te hiero 
como a un niño Te mueres, Nafa Ya te has muerto

...

[...]Ahí queda el tiro.
Y a quién le haya jodido, que se aguante.


Fernando Merlo, Escatófago




Tenía 17 años cuando Merlo entró en mis venas con su poesía cacofónica, con sonetos heroinómanos y unos brazos azules rellenos de mierda. Fue antes de Sylvia, de Welsh y Bukowski, antes incluso de Javier Egea o Genet. Entró directo entre dos columnas rugosas que porticaban uno de los patios de mi palacio-cárcel. Entró, como una aguja, como la luz en mi cerebro, me contagió sin avisar, como enfermo hijodeputa que no avisa. Merlo me penetró sin profiláctico de por medio, yo me confié y tampoco quise dudar de un muerto. Tonta de mí, los muertos son los más peligrosos. Quedé infectada, no había vuelta atrás. 





5 comentarios:

  1. Pero de donde es esa portada? No es la de la edición que yo conozco

    ResponderEliminar
  2. Creo que esta es la original, la primera que salió. La que tu conoces, al igual que la del que yo me leí, si no estoy mal informada, es de la reedición posterior.

    ResponderEliminar
  3. Quiero a Merlo en vena, a pelo. Tengo que encontrarlo.

    ResponderEliminar
  4. No le conocía... Me recuerda en cierta forma a Féliz Grande pero mucho más desgarrador y eso me (con)mueve en todos los sentidos.

    ResponderEliminar
  5. Me retracto, esta no es la edición original, sino la de 2004. Un lapsus que he tenido.

    Jacobo, tienes una solución, que se llama Casadellibro.

    Salomé, desgarra, no sabes cuánto. Es increíble y conmovedor, sí.

    ResponderEliminar