miércoles, 22 de septiembre de 2010

Envés

Viví tan cerca del dolor y la nada
que olvidé recortar sus márgenes.

Cuento las hojas que caen de los árboles,
cubro mi lecho con sus nervios.

6 comentarios:

  1. Tanto, tanto, en tan pocas palabras.
    Son imágenes nítidas, rotundas, frescas.
    Genial :D

    ResponderEliminar
  2. tu entrada me ha recordado a esta canción^^
    http://www.youtube.com/watch?v=ELWiEf7zT3M

    un besote, niña guapa

    ResponderEliminar
  3. Las dos primeras frases son geniales.

    Estoy encantadísima de conocerte,
    Salomé.

    ResponderEliminar
  4. He estado pensando acerca de lo que me cuentas del número tres. Tres hay en la Santísima Trinidad, en la Tríada Capitolina, y además mi queridísima regla de tres, que me soluciona muchos dilemas...
    Así que estoy un poco más tranquila, que es mucho^^
    Gracias, corazón
    Muuuakaa!

    ResponderEliminar
  5. no sé si te apetecerá leer lo que yo hago, pero hay va, tiene cierta similitud:

    http://hierbaespesa.blogspot.com/2010/09/esplin.html

    ResponderEliminar