miércoles, 5 de mayo de 2010

Agua



Somos fantasmas, de blanca cara y manos, de humo y cartón. 
Tinta, dientes, retales de tul calcinado. 
Rompo mi esternón, mis pulmones, 
con tijeras de algún tiempo deconstruido. 
Busco su metal para olerlo, 
para saber que fue tangible, 
y no un recodo de mi mente húmeda. 

6 comentarios:

  1. Hueles a gris bruñido y a latidos.

    :)

    ResponderEliminar
  2. Hola María, el próximo viernes 14 de mayo haremos un breve comentario sobre tu blog en nuestro Blog literario Asamblea de palabras, para que nuestros lectores y lectoras se pasen a conocerte.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  3. María cariño, esta tarde tengo por fin dinero para comprar tu libro, que se anuncia como el Futuro de la Poesía cordobesa. Qué alegría. Cuando acaben los exámenes haré la reseña, y la de Cristian. Muchos besos

    ResponderEliminar
  4. Orolagio, y tu a viajes de sal. :P

    M, sip ^^. Cuando te veo??? jo...


    Gracias Francisco, ya te he escrito correo.

    Ay que ex prometido mas guapo, gatuno, sexy y precioso que tengo!!! Estoy deseando de que me destripes el libro entero. ^^

    ResponderEliminar
  5. Y mucha mierda esta noche minino!!

    ResponderEliminar