martes, 6 de abril de 2010

...a pesar de la vergüenza,
los gatos me sonríen, y se sientan a mi lado.
Sus gestos me recuerdan qué es lo importante.

1 comentario:

  1. Miau... ¡Adoro los gatos!
    Qué bien lo pasé en Córdoba con vosotras.
    El martes que viene estaré otra vez en vuestra tierra, contando cuentos a las 17,30h en la carpa de la Feria del Libro. La rabia es que vuelve a ser un viaje fugaz y no me dará tiempo ni a "ná"

    ResponderEliminar