miércoles, 31 de marzo de 2010

Platos rotos



Alérgica. Mi piel se resquebraja al contacto con el agua verde.
                                                                         Soy A l é r g i c a.        

Se crean círculos concéntricos que parten de mis nudillos.
Tengo pues manos de látex, que se cuartean en incisiones de talco.
Círculos blancos. Círculos rosas.
Similares a las comisuras de mi boca,
que muerdo con esquinas de pintura plástica.

Me quedo fuera.
Disculpada pues de tocar la loza con mis uñas rotas y violáceas. 
Exenta de oficio. Nací con esta piel manchada.

Observo el río que baña los tridentes,
las hojas que una vez quise que me sangraran,
cristal de mis pecados, restos de culpa y olor acuoso.
Embobada por las gotas y el sonido redentor,
sentada a tu espalda,

                                          no pretendo que me sientas respirar.

6 comentarios:

  1. vale.
    ¿y quién paga los platos rotos?

    ResponderEliminar
  2. Me atrae el cromatismo de estos poemas, también las texturas del tacto -piel, boca, látex. El último verso me ha pillado de sorpresa, como un golpe inteligente.

    besos

    ResponderEliminar
  3. No te voy a volver a decir que me corro porque tengo clase.

    Maravilloso, Marinoctámbula.

    ResponderEliminar
  4. M, a mi me'ncantas tu.

    C, ...esto... cosmopoética? XD

    A, tu es que tienes mucha clase amor.

    R, Gracias, ^^ besos a ti también, y O, a ti también, piensa que no soy la única :D

    ResponderEliminar