miércoles, 3 de marzo de 2010

Gris plata


Cristales mojados frente a mí, se disuelven en acidez de rocas. Veo la luz, veo las gotas. Me reflejo. Uñas de plata y pintura atraviesan el cristal, como el limo en el alféizar la piel de mis dientes. Lamo mis yemas, me pregunto por la lluvia en tus zapatos. Drogada con pigmentos microscópicos caigo en las sábanas, rompo mi cuello, sueño con templos geométricos.

3 comentarios:

  1. Me ha encantado la última frase Marinoctámbula

    ResponderEliminar
  2. Marimercro, era yo noctámbula antes de ser Marinoctámbula y de ser tu Marimercro y todo...
    los templos geométricos son nada más y nada menos que la Mezquita!!

    Carmen, ya quisiera yo...aunque mi cama se parece un poco a esa ahora... ¬¬

    ResponderEliminar