miércoles, 17 de marzo de 2010

Dejarme fue tu mayor acto de amor.

10 comentarios:

  1. lo más que puedo decir es: ¡venga ya, tía!

    ResponderEliminar
  2. sí, sí, sí!!
    me ha encantado!

    ResponderEliminar
  3. Carmen, no me vengas ahora con dignidades, que llevamos mucho tiempo ya... ¿eh?

    Gracias Naza, me encanta tu entusiasmo ^^

    Don Miguel, no juzgue, lea mejor entre líneas, que en realidad es un verso con buenrollismo U.U ains...

    ResponderEliminar
  4. precisamente porque estamos a estas alturas del partido deberías saber cuando y por qué me pongo digna (y casi siempre, con rázón).

    ResponderEliminar
  5. pues sinceramente me siento demasiado identificado (eso me ha parecido escuchar, entre líneas, a cierta persona), y sí, quizá puesa verlo con optimismo algún día...

    ResponderEliminar
  6. Marimercro, que te como ^^.

    Rubén, quizás no es una respuesta, quizás es una excusa, tu verás, que son tus cosas.

    Carmen, a estas alturas, lo que deberíamos es de ver cuando un amor debe prevalecer sobre otro por el bien común. Y con ello englobo TODOS los conceptos de amor. No es un intento de menosprecio, sino de "visto lo visto y a pesar de todo, las intenciones eran buenas, y ahora estamos bien". Mas claro, agua.

    ResponderEliminar
  7. Un amor lleno de bajezas, por lo visto. Un gran beso.

    ResponderEliminar
  8. Siento Ignacio que esa sea tu conclusión, el verso es una afirmación clara y positiva, el amor original, al quebrarse, dio paso a algo mucho más duradero y eficiente, la amistad.
    El original no tuvo nada de bajo.

    ResponderEliminar