martes, 2 de febrero de 2010

Porcelina


"And in my mind, I'm everyone"
Smashing P


No quiero que abras tu venas -me dijo-, hoy quiero que rajes tu estómago. Entonces me guiñó su párpado felino y rió, dejando escapar notas de colores entre los colmillos. Tenía marcas de uñas en la boca, dibujaba lunas en sus tobillos, estrellas en sus antebrazos. Escarbó mi pecho siguiendo los surcos de los cortes, y se extrañó. ¿No decías que tenías un corazón biomecánico?¿Dónde te has dejado el marcapasos, dónde la carne? Esto es solo un pedazo de hielo con olor a metal. Carcajeándose de nuevo subió el volumen de la música, me alargó un cuchillo y, a horcajadas, quedó frente a mí. 
La fruta había caído del árbol, roja, palpitante, pulida y redonda. Jugosa y desafiándome, hacía muecas frente a mis ojos, gestos que reconocía. Después de destrozar ladrillos, encontrar su clítoris, remendarse las rodillas y arrancarse, uno a uno, todos los cabellos de su cuerpo, volvía a mí. Quizá sólo por diversión. Pero volvía. 
Mi pequeña carita de porcelana.  

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada