jueves, 14 de enero de 2010

Afonía



¿Hasta dónde pretendes que mi voz te lleve? Escribo en los espejos la manera de mover tus dientes, recibo cada gota como el vino que una vez curó. Rechinan los cadáveres en ventanas cubiertas de frío, me quedo en el invierno entre las sábanas de arroz.

Si abrieras mi garganta sabrías que él tampoco me esperó.

1 comentario: