miércoles, 30 de diciembre de 2009

El año que empezó con la Esperanza.




El tiempo que se va nos deja sinsabores
perdido ya en la distancia de un almanaque desnudo
de un abril de sueños y agua, entre serrín y tornillos.

Quedémos en las guardas de el cuaderno de sueños
que llenamos con palabras nuevas y cálidas palmas,
centremos el recuerdo en los logros de un camino
que por ahora sigue su curso, que nos promete
más hiel, pero también más helados.

Acordémonos de lo que nos llevó hasta aquí.



detalle de La otra orilla - recuerda, somos el pantano- 

martes, 29 de diciembre de 2009

Naufragio

Escudriño mi piel en busca de tus restos,
el jabón y la sal no borran caricias,


pero pienso inventar algo que lo haga
(y destruirlo).

domingo, 20 de diciembre de 2009

Young lust

Dame una pista para no perderme en el espacio entre tus dientes,
forrados de azúcar y cebada. En tus ojos abiertos en continuo eclipse

entre tristeza y tiempo a dos palmos de mi cara.

lunes, 14 de diciembre de 2009

Calcetines

"...sábanas ajenas,duchas frías,
[...]
El mundo está solo en habitaciones compartidas."

Un cuerpo desnudo bajo las sábanas,
que hace años duerme sin ropa interior,
conserva la blonda de sus calcetines,
esos que gastaba los domingos en merceditas.

El invierno que traspasa el hilo, fibras
de color verde que cubren sus pezones,
vello de su vientre y sus comisuras,
se desvanece al llegar a los tobillos.
No consigue abrir el cerrojo de los empeines.

Red Balloon



Agarré tu mano con mis dientes para rescatarte.
Me sigues, te habito,
visitamos la ciudad y nos recorre.

Tus sueños me salvan de las piedras
relleno mi pecho con sus alas.


El globo rojo, Albert Lamorisse, 1956

lunes, 7 de diciembre de 2009

Humo



















Mis manos de humo desdibujan los labios de la experiencia.
Hace frío en esta habitación de aceite,
o eso creo, eso dice el vello de mi nuca.
Muerdo mis dedos, vacíos de palabras y tinta fresca,
azúcares de miel derramada en mis nudillos.

La piel de mi cara se eriza, suave se estremece ante la luz,
descubre los surcos de mis palmas,se retira a deliberar.
Crujen mis vértebras, alivio la presión que inunda
los recovecos de mi espalda, y mi ombligo grita y maulla,
olisquea buscando un nuevo bosque que explorar.

Clavo de nuevo el brillo de mis ojos en otras encías malditas
que se deshacen a su paso y me dejan caer sin gravedad.
Mi corazón abierto, espera su próxima intervención.



Fotografía de Pablo Talamanca.

domingo, 6 de diciembre de 2009

Granada

El camino de badenes amarillos no me cambia,
me recuerda quién soy, y porqué llegué hasta él.
Lo curioso de mis impulsos, aquello que me
diferencia y me conmueve, que me acurruca
en diferentes torsos. Mi sonrisa de vino.
El cabello oscuro de la pin-up perenne
que me regala besos orientales.
Los aviones arrojados entre pompas,
flanes, fotos, cebada, sábanas rojas.

Vuelvo contenta de andar una ciudad.

jueves, 3 de diciembre de 2009

Gravity

Siento como si mi centro de gravedad hubiera cambiado.
Y las carcasas de las hojas, de las flores,
se hubieran convertido en el rubor de mis párpados.

Vuelvo a la palidez del soporte,
con armas nuevas en la médula espinal.