domingo, 22 de noviembre de 2009

Payaso triste

Recolecto prismas en la nieve
se deshacen en mis manos
y me ciegan.

Los reflejos que se crean en
el borde de tus dientes van
arañando pieza a pieza
la armadura que construí bajo mi tórax.

Borbotea la sal bajo mis labios secos
y me miras, y sonríes, y vuelvo escuchar silbidos.

Desconoces mi biomecánica,
ignoras su modo interno de respuesta,
ni siquiera comprendes mis metáforas.

Pero miro al suelo,
y me recoloco la nariz.

1 comentario:

  1. "Pero miro al suelo,
    y me recoloco la nariz"


    ...y sigues actuando.

    Buenas, una vez participamos en una lectura juntos, en la facultad de C. del trabajo, a partir de ahora, te seguiré por aquí ^^.

    ResponderEliminar